JUAN BENITO RODRÍGUEZ MANZANARES

 
   

 
  Data de publicació
Dilluns
28 de setembre de 2009
   
  Artícul 086
  Escrit en espanyol
   
  Anar a l'inici
   
 
   
   
ARTÍCUL
 
 
UN PAÍS A LA DERIVA
 

Desde que Zapatero tomó posesión del gobierno de España, somos un país a la deriva, sin rumbo y sin futuro, bueno, siempre que no hablemos de Cataluña que es su ojo derecho, (como el de muchos otros gobiernos), aunque hemos llegado a un extremo en que ambas partes lo dicen públicamente y reconocen que si no hay apoyo para el estatuto no habrá apoyo para el gobierno central y éste reconoce que Cataluña estará por encima de ‘la media’, (mientras otras comunidades seguramente lo necesitarían más) y todos nos callamos, y si no nos callamos, como es mi caso, simplemente somos ignorados que es peor todavía, pues haciendo un símil nos tratan como a niños, podemos patalear pero hacemos y vamos donde desean los papas.

España es un país cada vez más endeudado y sumido en una pobreza encubierta y maquillada de subvenciones, de subsidios y todo tipo de prestaciones que tan sólo hacen que el país se endeude hasta el punto que será insostenible mantener la deuda que están creando desde el gobierno y la situación desembocará en lo que nadie deseamos que ocurra… o nos quedaremos al borde.

Un país ha de generar riqueza interior que pueda exportar fuera de sus fronteras y tener una industria competitiva que genere puestos de trabajo directos e indirectos, y hacer que sus productos sean del deseo de otros países por su calidad. Este es el planteamiento que cualquier gobierno sea del color que este sea debe abrazar y llevar a cabo frente a cualquier tipo de dificultad que puedan plantearse en su camino, cuando un gobierno no sabe donde tiene su mano derecha y sus propios ministros, como Celestino Corbacho ministro de trabajo dice que desde su ministerio no se puede obrar sobre los temas que las comunidades autónomas tienen transferidas sus competencias, se me plantea una cuestión, ¿para qué queremos entonces un ministerio de trabajo en el gobierno central? Pues cuando asumen competencias es para la ampliación de las subvenciones, dinero éste que ya no sabe de dónde sacar. Mejor sería que ese dinero lo utilizaran para construir fábricas competitivas.

Pero siempre le queda a este gobierno utilizar la dignidad que le quede y pasar el poder del gobierno a otras personas o a otros grupos políticos que seguro sabrían qué hacer frente al abismo económico y social que ZP y sus ‘amigos’ han creado.

 
 
 
Usuaris en llínea Grup LLVS   -   Octubre 2006 Amunt